El pasado martes 17 de octubre, se inauguró en Holanda el primer puente para vehículos construido con una impresora 3D. El canal se ubica en un pequeño pueblo de la región y está diseñado para el uso de bicicletas.

La obra fue creada por el consorcio Royal BAM Group, quienes utilizaron las instalaciones de la Universidad de Tecnología de Eindhoven. Tiene la capacidad de soportar hasta 5 toneladas de carga, mide 8 metros de largo y 3.5 de ancho, además está compuesta por 800 capas de cemento comprimido.

El consorcio señala que el puente se concluyó en 3 meses y fue diseñado para durar 30 años o más, además de que con esta técnica se reduce la emisión de CO2 al emplear menos cemento. Tras el éxito de esta primera experiencia, los investigadores trabajan en la construcción de 5 casas con impresora 3D, un proyecto sin duda más ambicioso.

Fuente: bbc.com

Suscríbete

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *