El pasado viernes 24 de noviembre la Mtra. Erika Sepúlveda ofreció la plática Turismo y comercio justo a los estudiantes de las licenciaturas en Administración de Empresas de Hospitalidad, Turismo y Gastronomía de Universidad IEU campus Puebla, en el marco del Congreso Internacional de Hospitalidad y Emprendimiento.

En su ponencia profundizó sobre la creación de su empresa llamada Likandra Boutique Artesanal y la importancia que tiene el comercio a precio justo, sobre todo en el ámbito social.  Desde su perspectiva, el emprendimiento nace para cubrir necesidades, a partir de lo que disfruta la persona.

Erika Sepúlveda es licenciada en Marketing, con especialidad en Mercadeo y Publicidad, egresada de la Universidad Madero, además cuenta con la maestría en Emprendimiento e Innovación por parte de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Tras su conferencia, brindó una entrevista a Universidad IEU, en la que nos contó sobre el origen de Likandra, proyecto que nació en el 2013.

La Mtra. Sepúlveda se considera una aficionada a viajar, le gusta conocer a la gente de cada destino y su gastronomía. Además tiene la costumbre por comprar artesanías típicas de cada región. Sin saberlo, esta afición la convirtió en emprendedora.

Erika nos cuenta que a partir de detectar la necesidad de sus amistades por adquirir los productos con los que ella volvía de cada viaje fue que decidió ir al sur de México, platicar con los artesanos locales y comprar mercancía, que comenzó a comercializar a través de su página de Facebook. La respuesta del público fue positiva, aunque notó que la mayoría de los clientes deseaban conocer físicamente el producto antes de comprarlo, así que en enero de 2014 decidió abrir una boutique en el estado de Tlaxcala, además tiene prospectado para 2018 abrir su primera boutique en Puebla. Digitalmente comercializa sus productos en toda la República Mexicana, Canadá y España.

Desde las palabras de Erika, lo más importante en Likandra no es solo la venta de los productos, sino la posibilidad de contar la historia detrás de su producción.

Sobre las dificultades que ha encontrado para continuar como emprendedora, Erika comparte que el aspecto económico es un factor importante, ya que al ser un proyecto que nace por inversión propia, ha tenido que buscar alternativas de ingresos que le permitan garantizar una estabilidad monetaria hasta lograr un flujo comercial adecuado, aunque no descarta que en un futuro logre dedicarse al 100% a Likandra.

Para finalizar la entrevista, la Mtra. Sepúlveda recalcó la importancia de tener claridad en lo que se busca realizar, mantener un enfoque en los objetivos y saber con quién se desea trabajar.  Además aconsejó a los jóvenes universitarios que desean emprender,  que se enfoquen en el crecimiento económico y social del país.

Te invitamos a conocer más sobre este proyecto y sus productos en Likandra.

Suscríbete

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *